Cómo hacer migas

Las mejores recetas de migas

Migas aragonesas

Un plato familiar y muy español, no he podido encontrar una receta más tradicional que unas migas de Aragón o aragonesas. Para prepararlas basta con un trozo de pan duro, algunos embutidos, ajos y aceite de oliva.

Antes eran comida de pastores, por eso se las conoce también como migas del pastor, ya que eran muy fáciles de preparar mientras estaban arriba en las montañas. Todo el mundo tenía un pedazo de pan y algún ajo o chorizo para agrega a las migas.

Migas aragonesas

Como veis, no se trata de un plato sano ni bajo en calorías. Tiene un montón de grasas y de aceite, pero de vez en cuando apetece y es lícito tomarlo. Desde luego, es perfecto para los días de frío en invierno.

El pan debe de tener un tamaño pequeño, aproximadamente del tamaño de una canica. El pan perfecto para hacer unas buenas migas es un pan campesino, que tiene una miga muy densa.

La miga abierta de baguettes o chapatas no es buena para las migas. También puedes utilizar un pan normal de uno o dos días, que está más duro.

RECETA DE MIGAS ARAGONESAS

  • 1 trozo de pan con una miga densa
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • 4 dientes de ajo
  • 2 trozos de chorizo
  • 100 gr de jamón serrano en taquitos
  • 3 lonchas de torreznos
  • Aceite de oliva virgen para freír
  • Un puñado de uvas

Explicación de la receta:

Escoge un buen trozo de pan duro y pártelo en cuadraditos sin que se rompa demasiado. Pon el pan en un recipiente grande, rocíalo con un poco de agua (la suficiente cantidad como para humedecerlo ligeramente).

Lo que pretendemos con humedecer el pan es ablandar el pan ya que está bastante duro. Sazónalo y añádele el pimentón. Después remuévelo para que se distribuya uniformemente por todo el pan. Tapa el recipiente y déjalo reposar durante toda la noche.

Al día siguiente, calienta un chorrito generoso de aceite de oliva en una sartén honda a fuego medio. Pica los dientes de ajo por la mitad (sin pelarlos ni nada) y sofríelos en el aceite hasta que se doren. Retíralos con una espumadera. Solo queremos que el aceite se impregne del olor y el sabor del ajo.

Agrega el chorizo picado, el jamón y los torreznos. Sofríelo hasta que estén crujientes y dorados. Saca la carne a parte y deja toda la grasa en la sartén. Incorpora las migas húmedas y remuévelo para que el pan se empape bien de la grasa. Deja que se cocinen durante 3-4 minutos, todo va a depender del calor.

Las migas tienen que estar ligeramente crujientes y su interior tiene que estar suave. Los amantes del ajo pueden poner los ajos fritos por encima. Lava las uvas y ponlas por encima.

Y así se hacen unas auténticas migas aragonesas.