Cómo hacer migas

Las mejores recetas de migas

Migas manchegas

Estas migas (también llamadas migas de pastor) es un plato de los trashumantes españoles, que pasaban duros y largos inviernos a la intemperie.

Inicialmente fue creado para aprovechar de la mejor manera las sobras de pan que se quedaban duras. Muchos creen que su origen se relaciona con el cuscús, ya que tienen cierto parecido, pero se añadía tocino o chorizo para distinguirlo de la comida judía y árabe (que no tiene carne).

Migas manchegas

Sin embargo, las migas es una de esas recetas que no tienen una fórmula exacta, ya que todo depende del lugar o la región en la que se cocinan.

En esta ocasión, traemos para ti esta receta que son las migas manchegas, propias de la región de Castilla La Mancha. Estas migas manchegas tienen la peculiaridad de que se hacen con pan muy duro, unos dientes de ajo, un buen chorro de aceite de oliva, tocino o panceta, chorizo y unas uvas.

Aunque como podéis ver es una comida calórica, es un plato ideal para el invierno, ya que es muy sencillo de hacer y utiliza ingredientes muy sencillos que todos tenemos a mano.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gr de pan duro cortado en trocitos
  • 125 ml de agua con sal
  • 100 ml de aceite de oliva virgen
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 200 gr de panceta o tocino
  • 100 gr de chorizo
  • Sal, al gusto
  • 250 gr de uvas

Vamos a necesitar además, un paño grande y limpio para envolver las migas.

¿Cómo hacer las migas manchegas?

  1. Envolvemos las migas en un paño limpio y humedecido con el agua salada. Las dejamos así durante 8 horas o toda la noche.
  2. Cortamos el tocino y el chorizo en taquitos.
  3. En una sartén de tamaño grande, añadimos 2/3 del aceite de oliva y lo calentamos a fuego medio. Cuando esté caliente, le añadimos el tocino y el chorizo, y lo freímos hasta que esté crujiente. Después, lo sacamos a un plato aparte con una espumadera.
  4. En ese mismo aceite, añadimos los dientes de ajo sin pelarlos. Los salteamos ligeramente y los sacamos al plato del chorizo y del tocino.
  5. Añadimos el aceite restante e incorporamos las migas húmedas. Agregamos una cucharadita de pimentón y dejamos que se frían durante unos minutos, hasta que hayan cogido color.
  6. Incorporamos de nuevo el tocino, el chorizo y los ajos y lo removemos todo junto. Probamos para ver si es necesario rectificar de sal y apagamos el fuego.
  7. Por último, dejamos que atempere un poco y añadimos las uvas lavadas por encima.